Reseña de 39 cafés y un desayuno

domingo, 30 de julio de 2017

Título original: 39 cafés y un desayuno.
Título: 39 cafés y un desayuno.
Autor/a: Lidia Herbada.
Saga: Autoconclusivo.
Editorial: Espasa.
Nº Págs: 270
Precio: 19,90 € / 22,33 $
Sinopsis:
Hay cafés cargados, otros espesos, algunos que se quedan cortos y otros que son el desayuno. Como el amor. Martina es una mujer como cualquier otra. En el camino de la treintena, comienza a preguntarse cómo lograr ese amor del que todos hablan y solo unos pocos consiguen. Su hermana Amélie, una chica divertida y apasionada por las nuevas tecnologías, será su cicerone en la búsqueda del hombre perfecto. El amor ya no está en el aire, como decía la canción: ahora está en la red.
*Muchas gracias a la editorial*
SOBRE LA AUTORA...

Lidia Herbada nació en Madrid. Licenciada en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU, comenzó su carrera profesional en la Agencia EFE. Posteriormente, ha trabajado como responsable de comunicación en una empresa punto com. Su carrera siempre ha estado encaminada hacia el mundo del arte, la fotografía, la publicidad y las nuevas tecnologías. Algunos de sus relatos han sido publicados en revistas, blogs culturales y talleres de escritores, y ha sido finalista en varios premios con sus novelas (Dame un mes soltera, Festival Eñe; Sinfonía de silencios, Premio Ateneo de Valladolid).
39 cafés y un desayuno es el libro que más me ha costado leer de todos cuanto me he leído a lo largo de mi vida. Es un libro que me disgustó con su “humor”, el cual lo encontré demasiado desagradable y muy parecido al de Pim Pam Pum… Amor; sus personajes, que carecen por completo de encanto y la forma en la que trata el amor. Incluso desde las primeras páginas ya me dejaba en shock con lo que soltaba en el libro y con cómo anunciaba la edad de su hermana (“tiene treinta y cinco primaveras”). Está escrito de una forma muy informal que no me acabó de convencer. El libro es corto y, aun así, me costó muchísimo leerlo. Hubo demasiadas líneas que me dejaron horrorizada y con la mirada clavada en el texto, sin poder creerme lo que estaba leyendo. Además, el libro va acompañado de consejos para ligar por Internet, narrados en primera persona del plural y en segunda del singular para que el lector se sintiese más cercano y a gusto, y muchos de ellos se basan exclusivamente en el prejuicio. Recuerdo uno que ponía que las personas que escriben su bio en mayúsculas son egocéntricos… En fin, en lo personal, no lo creo, sólo es una forma de llamar la atención. Por no mencionar otro que ponía que había que dedicar un mínimo de tres horas al día a la búsqueda de perfiles…

Me sacó de quicio que durante todas las citas, el fallo siempre fuese de la otra persona, pero nunca de Martina, porque ella es perfecta, guapísima, con buen gusto, racional, puntual, que prefiere que su pareja ejercite más el cerebro que los músculos y muy inteligente. Ella es la perfección personificada siempre y cuando no sepas qué es lo que piensa, porque entonces sí que veríamos que de perfecta tiene demasiado poco. Hubo una cita en la que Martina le derramó el café a su cita porque se le cayó un caramelo dentro de la taza, pero al chico ni siquiera le molestó o le dijo algo sobre eso porque, claro, Martina es perfecta, ¿qué le vamos a decir? Pero si eso le hubiese pasado a Martina, hubiese dejado al chico verde. Y, además, en esa misma cita comenzó a toser y a expulsar Cola-Cao por la nariz, pero el chico, en lugar de asquearse (como hubiese hecho Martina si esa situación hubiese pasado a la inversa), se ríe y no se marcha. Eso sí, el chico era un charlatán que no paraba de hablar. Claro, porque el fallo tiene que ser de él, nunca Martina puede ser la que no guste. ¡Por Dios, si hasta ese chico le dijo cuando la cita finalizó que no había muchas chicas como ella!
A pesar de que a Martina aparentemente le gustan los chicos que ejercitan más el cerebro que el cuerpo, en el capítulo 8 pareció olvidarse por completo de ello.

Esta reseña constará de muchas citas del libro porque esa es la mejor forma de explicar lo que me ha transmitido. Empezaré poniendo unas citas del humor que emplea la autora:

"Mirando perfiles he visto a chicos que iban al colegio conmigo, a los cuales, por cierto, ahora les falta pelo y tienen una barriga que casi traspasa la pantalla y llega a mi teclado, pero eso seguro que les pasó porque hicieron un desplante a alguna mujer, así que, mira, pagaron su tasa de aduana".

“En estas páginas de contactos uno siempre piensa que puede encontrarse con el último de la fila, el torpón con hierros en la boca al que le robaban los apuntes, aquel que se esconde detrás de un ordenador para no hacernos daño con solo mirarle, el psicopatilla que ha hecho de secundario en Atracción fatal y quiere protagonizar contigo Cincuenta sombras de Grey con potro incluido”. Sólo un gif podría expresar la indignación que sentí leyendo eso.

“A Martina le cambió el rictus. “¿He sido muy perra, verdad, en mi pasado? ¿Cuántas posibilidades tengo yo de dar con un café expreso? ¿Cuántas? ¿Por qué a mí?” Esto es cuando la cita de Martina se atreve a contarle que tiene un problema, y ese problema es que es un eyaculador precoz.

Ahora, me gustaría citar lo que Martina pensaba cuando quedó con el hombre que le confesó que era eyaculador precoz:

“-¿Tienes hijos?
-Sí, y quien me quiera los tendrá que que querer a ellos. (completamente lógico)
Martina sintió un jarro de agua fría recorriendo su espalda. Ese pequeño detalle no lo sabía […] Sin embargo, también le vio el lado bueno: si luchaba por sus hijos y los defendía por encima de todo haría lo mismo por ella si estuvieran juntos, la protegería”. Esto me dejó alucinando. Pero no es lo peor.

“A ella no le importaba los días que él tuviera a esas fierecillas, lo que quería era escribir a sus amigas un mensaje que dijera: “ya lo conseguí”. Esto es porque el hombre se vio obligado a contestar a las llamadas de su mujer para poder tener a sus hijos el fin de semana.

Y después justifica su actitud con esto:

“Pero eso es lo que tiene Internet, que mientras en la oficina te enamoras de una persona, sin mirar sus cargas o si tiene antecedentes penales, en este mundo on-line hay un menú donde tú eliges los filtros y buscas el que más se ajuste a ti, incluso a tu deseo sexual, y el de Martina estaba por las nubes”.

Encima, el primer hombre con el que Martina decide tener una segunda cita es uno que le está haciendo la pelota constantemente y que presume de sus conocimientos de arte y de sus apariciones en la televisión. Y encima, cuando vuelve de la cita, ¡le agradece a su hermana que no le enseñase su foto porque era "del montón". 

En fin, es un libro que lo único que me ha transmitido es rechazo y que me ha resultado muy difícil de acabar.




Reseña de Huziel


Título: Huziel significa te quiero
Autor/a: Rocío Carmona.
Editorial: La Galera.
Nº Págs: 384
Precio: 17,26/ 17,95€
Sinopsis:
Zoe es una tímida estudiante universitaria que decide preparar un trabajo sobre la lengua que se hablaba en la antigua Atlántida. Para ello contacta con un chico que afirma cantar en atlante. Averiguará que el chico está encerrado en un extraño sanatorio en el que es el único paciente, y que afirma haber sido un atlante él mismo aunque no recuerda los detalles. Es una historia increíble, pero Zoe empieza a averiguar cosas que le hacen sospechar que no se trate de una fantasía. A la vez, alguien empieza a seguirla con claras malas intenciones: queda claro que ella no es la única interesada en sus secretos.
*Muchas gracias a la editorial* 
SOBRE LA AUTORA...

Rocío Carmona, escritora, editora y cantante española, Rocío Carmona es vocalista en el grupo musical Nikosia, una banda que nació en el barrio de Gràcia de Barcelona de la mano de Francesc Miralles.
Gran lectora de novelas de amor, en 2011 publicó su primer libro, La gramática del amor, una novela juvenil con guiños románticos y de aventura.
Estamos acostumbrados a que algunos libros acaben en la gran pantalla, pero pocas veces ocurre que el título de una canción se acabe convirtiendo en libro. Este es precisamente el caso de La gramática del amor, una novela que nació de uno de los temas estrella del grupo Nikosia. 


Antes de nada, me gustaría aclarar que no voy a volver al blog. Tan sólo vuelvo a publicar para hacer las reseñas que tenía pendientes de los libros que me enviaron las editoriales. Varios factores se me juntaron y, aunque tenía pensado publicar las entradas el año pasado, me fue imposible, por lo que las publicaré ahora.

Antes de comenzar con la reseña, quiero mencionar que la edición del libro es preciosa. Y no sólo me refiero al exterior, sino también al interior: en el comienzo de cada uno de los capítulos se puede encontrar una ilustración relacionada con el mar (me parece que todas ellas son distintos tipos de caracolas).

Uno de los problemas que tuve con este libro es su simplicidad, pues durante todo el libro la autora está tratando temas (el circo, el acoso escolar, las enfermedades mentales, la violación...) pero ninguno de ellos tiene un buen tratamiento; se acaba quedando en la superficie y no ahonda en nada. Es como si quisiese tratar muchas cosas pero, al final, acaba con unas ideas que no se han pulido. En los siguientes párrafos explicaré con más profundidad las razones por las que no están correctamente tratadas, aunque en líneas generales es debido a que falla en transmitir los sentimientos y el ambiente.

Zoe desde el principio nos revela que ella padece de distimia; es decir, algo parecido a la depresión, pero menos grave. ¿En qué se diferencian? Bueno, principalmente en que una persona que padece depresión tiene pensamientos recurrentes de suicidio y una persona con distimia es raro que los tenga. Además, es más fácil que una persona con distimia pueda seguir con su vida que una persona con depresión, es por ello por lo que es más conocida la depresión que la distimia. Tampoco os creáis que la distimia es algo leve o que es una tontería, ¡para nada! Simplemente una depresión es aún peor, pero eso no quiere decir que la distimia no afecte al día a día de la persona que la padece; la persona se vuelve pesimista, tiene problemas para conciliar el sueño, no tiene ganas de hacer nada, se ve incapaz de tomar decisiones y la falta de autoestima se hace clara. Pero, vamos a ver, en ningún momento me pareció creíble que Zoe sufriese la enfermedad. Aunque pueda parecer frío, leí todo el libro sin sentir su sufrimiento o la desgarradora soledad e incomprensión que ella asegura. ¿El problema? No se MUESTRA, se CUENTA. De hecho, como ya he mencionado, es la propia protagonista quien desvela su enfermedad y no nos deja tiempo siquiera para percatarnos por nosotros mismos. Tampoco se describe correctamente qué siente cuando está en clase. Soy incapaz de sentir esa incomodidad cuando ella está en clase, esa falta de ganas, esa sensación de estar sola y no tener a nadie. NO LO VEO, y me parece que la autora debería haber omitido el tratamiento de este tema porque está tan mal llevado que no tiene sentido. En cuanto Zoe conoce a Gaiador, parece que la distimia se esfuma como por arte de magia (aunque antes tampoco es que me lo creyese demasiado). Ni la depresión ni la distimia se curan así como así: duran años y, aun así, lo normal es que nunca desaparezcan por completo; ¡y no solo eso!, tienden a empeorar con el tiempo.

Parece que la gente confunde la depresión o la distimia con simple tristeza, y no, de verdad, es más que eso. En el caso de la depresión, es una enfermedad destructiva que agota a la persona y la deja atrapada en un profundo abismo del que no ve una salida, por lo que acaba teniendo pensamientos recurrentes de suicidio; y en el de la distimia, la persona se vuelve incapaz de confiar en sí misma y se hunde por no encontrar nada que llene sus días, por lo que empieza a experimentar dificultades para concentrarse y comienza a tener ansiedad. Sé que ninguna de las dos enfermedades son fáciles de tratar en un libro. Al fin y al cabo, las personas que las sufren ni siquiera muestran que están mal, tienden a ocultarlo (aunque a momentos hay frases o actos que pueden mostrar lo que está sufriendo por dentro) porque hasta la propia sociedad se ha encargado de disminuir la importancia de ambas enfermedades y burlarse de ellas, como si las personas que las padeciesen no fuesen más que unos exagerados y unos vagos, además de que mucha gente se niega a aceptar que tiene una enfermedad y sigue intentando seguir con sus vidas. Y encima esté libro está enfocado en el romance, por lo que me parecía el tema de la distimia más un adorno que un tema tratado seriamente.
Si me interesé por Huziel, fue porque pensé que este libro iba a ser más maduro, pues cuenta con una protagonista que está estudiando en la Universidad y, en especial, trata un tema como el acoso. Y, como me enteré cuando comencé el libro, de la distimia.

Sé que a muchas personas les gusta que un libro tenga extractos de chats o de correos electrónicos, pero a mí no. Siento que es algo muy innecesario y que para lo único que sirve es para rellenar. Como os podéis imaginar, este libro tiene dichos extractos (lo que no me hizo mucha gracia), pero lo bueno es que aquí es necesario para el encuentro de la protagonista con Gaiador. Este encuentro entre Gaiador y Zoe me pareció tan forzado... Fue ridículo, simplemente. En esta escena, Gaiador le dice a Zoe: "te esperaba desde hace mucho tiempo [...] Esta es la primera vez que nos vemos, pero nuestras almas ya se habían encontrado antes", pero, aun así, ella se quede allí. ¡Y eso no es todo! Encima vuelve a verlo. No sé a vosotros, pero a mí, ya sólo con que un desconocido me diga semejante frase, me parecería que no está muy bien de la cabeza y me iría lo más rápido que mis piernas me lo permitiesen.

Respecto a la narración, es bastante normal y sencilla, por lo que se puede leer bastante rápido, pero, aun así, a mí se me hizo muy aburrido y me costó muchísimo avanzar. Incluso los capítulos son cortos, diseñados para que se lea todavía más rápido. Como os digo, es un libro tan superficial y con tantas escenas que no me las acabé de creer, que me costó bastante terminarlo de leer. Y si a eso le añadimos que la narración no ayuda a que el lector sienta el peso de todo cuanto sucede en el libro, pues no había nada que me animase a seguir leyendo.

También hay momentos en los que la protagonista corre peligro, pero en ningún momento se nota que realmente tenga miedo. Sí que se menciona, pero no se siente creíble; sobre todo porque a la protagonista el miedo se le esfuma con bastante rapidez.

Otro de los motivos por los que quería leer este libro era porque trataba sobre la Atlántida, pero, nuevamente, cuando lo leí fue algo decepcionante. No me gustó mucho cómo se trató el tema y, de hecho, las partes que más lentas se me hicieron fueron aquellas en las que se profundizaba en la Atlántida. En parte, creo que esto se debe a que las explicaciones que se proporcionaban no me las acababa de creer, no me hacía sentir como si eso existiese.

Huziel en lo que más se centra es en el romance, y tanto el título como la portada lo prueban. En muchas ocasiones se insertan momentos que únicamente tienen la intención de hacer que Zoe y Gaiador compartan una bonita escena romántica, lo que hizo que la lectura se me hiciese, si cabe, todavía más pesada.

Por otra parte, durante todo el libro la autora le da mucha importancia a las personas que son diferentes de alguna u otra forma, a aquellos que no son como la mayoría y deciden unirse porque no tienen ningún otro lugar al que pertenecer. La idea será todo lo bonita que uno quiera, pero por más que se repita no significa que está ahí, que de verdad se muestra. Al principio del libro se cuenta cómo Zoe y Néstor se han unido porque son diferentes al resto, pero es que la autora ni siquiera nos permite conocer a Néstor o descubrir por qué sufre acoso o marginación, porque no tengo ni idea de cuál de los dos es. Y Zoe porque es la protagonista y solo lo sé porque se cuenta a través de la narración, aunque en ningún momento me lo muestra o me permite descubrir por mí misma qué le sucede a Zoe. Contarlo es lo más fácil, al igual que estar todo el rato poniendo la misma cántiga de que están juntos porque están solos y son diferentes. No, no, no. Eso no funciona así.

Con respecto a los personajes me parece que a Gaiador se le añade demasiado drama innecesario y tampoco se deja conocer demasiado. Sí que sabemos muy bien su pasado, pero en cuanto a personalidad se ha quedado un tanto plano, y lo mismo pasa con Zoe. Son personajes que no se sienten reales y que ni siquiera caen simpáticos.

En conclusión, fue un libro que se me hizo muy pesado de leer ya que sentía que los temas no estaban bien tratados, no lograba conectar con la protagonista, no lograba transmitirme absolutamente nada y el encuentro entre Gaiador y Zoe es poco creíble. Por no obviar que inesperadamente las partes que más me aburrían eran las de la Atlántida

Reseña de Entre sombras

Título original: Entre sombras
Título: Entre sombras
Autor/a: Lucía Solaz Frasquet
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Sinerrata (https://www.sinerrata.com/)
Nº Págs: 296
Precio: 4, 99 €
Acacia es una adolescente feliz, con amigos que la quieren, una familia que la adora e incluso un particular ángel de la guarda que la ha acompañado desde niña. Sin embargo, cuando su verdadera identidad sale a la luz, toda su existencia y lo que siempre ha creído se desmoronan a su alrededor.
En un viaje de autodescubrimiento que la lleva desde una tranquila granja en el suroeste de Inglaterra a la universidad más antigua del país y sus oscuros secretos, aprenderá no solo quién es, sino también a desarrollar sus habilidades mágicas y a enfrentarse a aquellos que pretenden manipularla.
*Muchas gracias a la editorial* 

 SOBRE LA AUTORA... 

Lucía Solaz Frasquet (Valencia, España, 1974) es licenciada en la rama de Imagen y Sonido de Ciencias de la Información y doctora en Comunicación Audiovisual. Dedicada durante varios años a la docencia y colaboradora de la revista de cine Encadenados, ha publicado los análisis fílmicos de Pesadilla antes de Navidad y La parada de los monstruos (Nau Llibres/Octaedro), así como numerosas críticas cinematográficas y artículos sobre cine, arte y literatura. Es también autora de la obra de teatro corta Ayer decidí dejar de ser un caracol.
Con sinerrata editores ha publicado Manuscrito en el tiempo y Entre sombras, su primera incursión en la narrativa juvenil.
Vive en Londres, Inglaterra, donde a menudo se la puede encontrar haciendo Tai chi, hablando del tiempo y observando las estrellas 

Entre sombras es un libro que me costó leer debido a que cada vez soporto menos los temas de brujería o de espiritismo, por lo que había momentos en los que se me hacía un poco difícil seguir con la lectura. Sí que hay obras que me gustan y que tocan la magia, como Harry Potter o Little Witch Academia, pero es un tipo de magia más fantasiosa e “inocente”, digamos. Por otra parte, el libro también se centra mucho en el romance de Acacia y Enstel (más de lo que me gustaría), logrando hacerse en ocasiones pesado, demasiado pasteloso o, simplemente, haber demasiadas líneas halagando el físico de Enstel. Y también hay demasiado romance en general, porque Acacia tiene varias relaciones que pasan una tras de otra con demasiada rapidez y casi sin sentimiento. Por no obviar que SPOILER Enstel se mete en los cuerpos de los amantes de Acacia cuando están teniendo sexo. Sin comentarios, de verdad FIN DE SPOILER. En fin, sobre el romance no voy a hablar mucho más porque de éste no me gustó absolutamente nada y me resultó increíblemente pesado, en especial porque Acacia nunca está con una sola persona. Sin embargo, creo que es un libro un tanto diferente, pues se nota que tiene un aire juvenil y cuenta con bastantes clichés de este tipo de literatura (chica guapa y lista, amor con ser sobrenatural, amigo enamorado de la protagonista, origen de la protagonista desconocido, ambientación en un país anglosajón…), pero a pesar de eso se atreve a tratar temas como las relaciones sexuales, el alcohol y las drogas. Eso hubiese sido genial de no ser por la forma en la que se trataron, que no me acabó de convencer, pero ya iré explicando mejor según avance con la reseña.

En primer lugar, me gustaría decir que el libro no está narrado de una forma convencional; tiene una narración normal en tercera persona del singular, pero como que se está saltando constantemente en el tiempo y, aunque en un principio pueda costar un poco seguir el ritmo de la lectura, según se va avanzando uno se va acostumbrando. Además, la autora logra hacer que, a pesar de todos esos saltos temporales que sirven como explicaciones, el lector se logre enterar de todo y que no haga falta volverlo a leer. Aun así, muchas veces sentía que las cosas ocurrían muy rápido: el cambio que sufre la protagonista, la reconciliación con sus amigos y demás. Al fin y al cabo, tampoco es de sorprender que tenga un ritmo tan acelerado, ya que el libro reúne diversas etapas de la vida de Acacia.

También el libro guarda bastantes misterios, entre ellos el de Eric (un personaje que aparece cuando Acacia está en la Universidad) o el de la madre de Acacia, pero ninguno de ellos me logró interesar. En realidad, nada del libro logró captar mi interés.

Por otra parte, estoy cansadísima de que se pinte la brujería como algo inofensivo (el libro lo defiende, aunque al principio me parecía que lo trataba bien porque lo ponía como lo que es en realidad -algo no muy agradable-, pero después pone a los brujos, chamanes y compañía como simples “sabios” que tienen más conocimientos que la mayoría. Sí, claro).

Acacia es la típica chica inteligente y atractiva que tiene a muchos de los personajes masculinos tras ella y, además, tiene poderes. Sin embargo, cuando se entera de su origen, manifestado en numerosas ocasiones a través de las pesadillas que la atormentan, todo comienza a cambiar y ella se vuelve una persona completamente diferente de la que solía ser. Sin embargo, no me lo acabo de creer, pues el cambio que sufre es demasiado grande y ocurre de una forma que considero brusca. ¿Acacia ya no se preocupa por su futuro o por las consecuencias que acarreará lo que está haciendo? ¿Acaso tampoco piensa en cómo la verá Enstel, ya que tanto le importa? No lo sé, parece como si la protagonista estuviese completamente segura de su cambio porque es lo que más encajaría con ella teniendo en cuenta lo que es... Me resulta un poco difícil de creer, en especial porque Acacia no parecía el tipo de persona que disfrutase haciendo lo que hace durante el cambio. Por otra parte, aunque Acacia después deja algunos hábitos que adquirió cuando cambió, no se muestra en ningún momento lo complejo que es abandonarlos SPOILER vamos a ver, el alcohol y las drogas no son fáciles de dejar, enganchan... Y es una pena que trate el tema del alcohol y las drogas, pero que no lo haga bien, al igual que tampoco muestra muchos de los efectos que tienen FIN DE SPOILER. Sin embargo, por una parte sí que me gustó el cambio, pues es algo típico de la adolescencia tener esa sensación de no saber quién eres y acabar tomando malas decisiones, en especial cuando tienes un origen como el de Acacia, pero el problema fue ese: que lo encontré un poco brusco, que no nos muestra lo que ella siente durante el cambio y que la razón de "lo hago porque pega con mi origen" no me resultó muy convincente.

Respecto al sexo no me gustó la forma en la que está tratado, ya que todo lo que Acacia parece ver en la mayoría de sus amantes es un cuerpo con el que poder tener sexo y SPOILER que Enstel se meta en ellos… FIN DE SPOILER. Eso de que tuviese tantos compañeros sexuales (porque no son otra cosa) y que todos los amigos de Acacia lo tratasen con normalidad me chocó bastante y no me pareció nada realista. En primer lugar, el sexo no es algo que se haga sin pensar y con el primero que pasa, como si no fuese más que un paseo por el parque, y en especial cuando se es mujer, pero en este libro la protagonista, a pesar de ser tremendamente inteligente, brillante, con una voz que ni los ángeles pueden alcanzar, tiene sexo con cualquiera. Y eso que hay una escena en la que a la protagonista le sucede una desgracia cuando salía de la casa de un tío, pero parece que a la protagonista no le dejó ninguna clase de secuela.

En conclusión, Entre sombras es un libro que no he disfrutado porque no me gusta el tema que trata, por el "romance" y por su mal tratamiento de temas como el sexo, el alcohol y las drogas.

Mundanza al Océano de las palabras

viernes, 20 de noviembre de 2015

No es un secreto que WordPress me guste mucho más que Blogger, tiene un estilo bastante más profesional, es más cómodo y fácil de manejar, además de que me transmite ganas de hacer nuevas entradas. También tiene una gestión de visitas que considero mejor, indicándote cuántas visitas han recibido cada una de tus entradas, de qué partes del mundo han sido las visitas y qué links han clicado los visitantes, todo ello diariamente, con una gráfica mensual. 
No he estado publicando demasiadas entradas por aquí, pero espero cambiar eso. La verdad es que últimamente he estado un poco desanimada por no encontrar libros que me gustasen, en mi GoodReads puede verse reflejado claramente las numerosas malas lecturas que he tenido, sólo espero que este bache pase pronto. Es cierto que algo de culpa ha tenido también el poco movimiento que he visto en los blogs literarios, parece que ya no hay casi gente comentando o mirando entradas, al igual que cada vez lo blogueros van publicando menos. Es una sensación que tengo.
En fin, sea como sea, el caso es que me paso a WordPress, podría explayarme relatando todas las razones que me llevan a hacer esto, pero sería muy largo y no es necesario. No cerraré el blog por el momento, lo dejaré abierto para poder ir pasando todas las reseñas y para que los seguidores que tengo se enteren, como en el blog de animes. 
Mi nuevo blog se llama El océano de las palabras (clic), espero que sea de vuestro agrado.


Reseña de Conexo

domingo, 8 de noviembre de 2015

Título: Conexo.
Autor/a: Carlos García Miranda.
Editorial: Destino.
Páginas: 480
Saga: Autoconclusivo.
Precio: 15,95 €
Goodreads
Sinopsis: 
Cinco chicos. Un viaje cambiará sus vidas. ¿Lograrán dominar su destino? El tren que lleva a los estudiantes de Conexo a esquiar descarrila al atravesar un túnel en las montañas. Eva, Noel, Sabina, Gabi, Ana y Sam son los únicos supervivientes. Pero nadie acude a rescatarlos. Y es que en Conexo hay seis chicos idénticos a ellos ocupando su lugar? ¿Por qué están duplicados? ¿Qué ocurrió realmente en el túnel de la montaña? El grupo tendrá que resolver el rompecabezas antes de que el mundo colapse por su culpa.

SOBRE EL AUTOR

Carlos García Miranda tiene 35 años y es un reconocido guionista de televisión gracias a series como El Internado (vendida a más de 30 países), Los Protegidos o Vive cantando, todas éstas emitidas en Antena 3. Autor de los libros Enlazados y de Conexo (obra que se publicará el próximo año en Francia), publicadas en Destino, escribe un blog sobre literatura en el Huffington Post.



"Ricky se colocó la gorra y se miró en la pantalla del iPhone. Puso su mejor sonrisa y le habó a la cámara."

Esta novela del conocido guionista Carlos García Miranda, especialmente por El Internado, captó mi atención desde el momento en el que leí su sinopsis, no sabía mucho de él pero igualmente decidí comprármelo. Anteriormente ya me había llamado otra de sus creaciones, Enlazados, libro que, después de haber leído este, no pienso acercarme a él. Conexo es un libro en el que las explicaciones creíbles y originales no existen, bastantes respuestas que el autor nos proporcionan resultan ser muy forzadas, prácticamente te obliga a creerte que eso fue así. El desarrollo de la novela en un comienzo lo encontré impresionante y fascinante, logrando cautivar al lector e internarlo en el mundo que Miranda creó, aunque quizá con el problema de pecar de ser demasiado juvenil, pero, pese a todo, entreteniendo y llenando la mente del lector de preguntas. Para mi decepción, mientras más avanza más decae, centrándose cada vez más en las relaciones amorosas de los personajes (las cuales, por cierto, no tenían sentido pues todas eran a primera vista o surgían de la nada) y en tonterías adolescentes, ahondando en cosas que realmente no interesan, haciendo que personajes como Eva perdieran su fuerza y su esencia, convirtiéndolos en Sabinas y Noeles (porque tanto el personaje de Sabina como el de Noel carecen de personalidad, más planos y clichés no pueden ser ni queriéndolo). En una parte del libro Miranda se excusó indirectamente mediante un personaje, poniendo en el guión algo como "-¿Pero... por qué es así? -No lo sé, pero he visto peores explicaciones", cuando vi eso realmente no me podía creer lo que estaba leyendo, ¿cómo puede el autor justificar de semejante manera sus explicaciones incoherentes? No sé, pero yo si me encontrara en una situación semejante a la de estos chicos querría una respuesta lógica a todo lo que me ocurre, no voy a decir que es indiferente algo que obviamente no lo es. Algo que me cansó bastante fueron las faltas gramaticales que tenía, respecto a esto no estoy culpando al autor, sino a la editorial, ¿no se supone que si ven todas estas faltas deberían corregirlas? ¿Acaso no les importa que una novela que contiene tantas fallas se publique bajo su nombre? Pero no únicamente eso, también el autor llega a confundirse con los nombres de los personajes, dejándome confundida en algunos momentos y teniendo que releer la oración para deducir quién es. Aunque haya dicho bastantes cosas malas de Conexo, lo cierto es que no todo lo es, en todo momento engancha al haber siempre algo de suspense y por el ritmo ameno que posee, si no fuera por eso lo más probable es que no lo hubiese terminado.

"Cogió la pistola sin sacarla de la bolsa.
-Pesa un montón, es como en las películas.
-Sí, sólo que está cargada con balas de verdad - replicó Sabina, nerviosa -. ¿Está cargada?
[...]
-Sí, tiene todas las balas.
-Genial, así podremos suicidarnos cuando nos descubran..."

Eva, Noel, Ana, Sam y Gabi son unos jóvenes estudiantes que viven en un pueblo llamado Conexo, ellos van a ir a esquiar con sus compañeros de instituto, pero Eva se asusta cuando le llega un correo que contiene un link de un vídeo que muestra cómo descarrila el tren de Conexo. Lo peor es que sucede; el tren descarrila y los únicos que sobreviven son ellos, sucesos extraños comienzan a suceder y, cuando consiguen volver a Conexo, su sorpresa es mayúscula cuando descubren que hay copias de ellos viviendo sus vidas.

La trama es muy atractiva, o al menos lo fue para mí por el tema de las copias, me intrigó mucho esto y saqué varias deducciones, fue decepcionante que la hipótesis más simple que tenía y la que rezaba por que no fuera resultase ser la explicación. Gabi fue el único personaje que me gustó, es muy humano y tiene una personalidad rebelde y diferente, haciendo así que no le caiga muy bien a sus compañeros (a mí tampoco me agradó demasiado al principio, pero me cayeron peor el resto por las cosas que decían). Después está Ana, un personaje completamente típico que clama ser un cliché desde kilómetros de distancia, pensé que daría más de sí y que no sería todo cuanto aparentaba pero... bueno, otra decepción, por no hablar de que SPOILER cuando Ana desaparece, Sam, su novio que supuestamente tanto la amaba, ni se pregunta una vez dónde está. Entiendo que se cabree con ella pero, por Dios, una ruptura no se supera en un minuto y el amor no se esfuma como por arte de magia en tres FIN DE SPOILER. Eva es un personaje que empezaba fuerte, siendo una chica con carácter y fuerte, pero que decae cada vez más hasta volverse plano y sin gracia, como Noel y Sabina, personajes que fueron insoportables sobre todo por su amor a primera vista pero, además, por una escena en particular en la que SPOILER cuando están jugando a "yo nunca he..." y Gabi dice "yo nunca he querido tener sexo con ninguno de los que están aquí", Sabina bebe y, al hacerlo, Gabi le dijo a Noel que bebiese que hoy pillaba, ¿y Noel qué hace? ¡Pues bebe! Claro, el amor está en el aire FIN DE SPOILER. La cantidad de veces en las que pasaban demasiadas casualidades cuando los protagonistas estaban a punto de ser descubiertos, por ejemplo, estaban escondidos en el armario y van a abrirlo, pero entonces milagrosamente suena el timbre, y también hubieron algunas situaciones estúpidas en las que un personaje se deja un objeto importante, se va a compar algo y, al regresar, ¡mágicamente no está! ¿Quién deja algo con tanto valor en cualquier parte? El final es una de las pocas cosas que me gustó, considero que fue perfecto para cerrar la historia, logrando dejar un sentimiento de añoranza al lector.


PUNTUACIÓN:


En conclusión, un libro que podría haber estado mucho mejor pero que, desgraciadamente, ha tenido explicaciones poco coherentes, ocasionalmente muy forzadas, con personajes que decaen según pasan las páginas y llegando a momentos en los que profundiza en cosas tontas que no debería, proporcionando romances sin sentido y carentes de lógica.


Reseña de After Dark

sábado, 3 de octubre de 2015

Título: After dark.
Título original: アフターダーク
Autor/a: Haruki Murakami.
Editorial: TusQuets
Saga: Autoconclusivo.
Nº Págs: 248
Sinopsis:
Cerca ya de la medianoche, Mari, sentada sola a la mesa de un restaurante, se toma un café, fuma y lee. Un joven la interrumpe: es Takahashi, un músico al que ha visto una única vez, en una cita de su hermana Eri, modelo profesional. Ésta, mientras tanto, duerme en su habitación, sumida en un sueño profundo, «demasiado perfecto, demasiado puro». Mari ha perdido el último tren de vuelta a casa y piensa pasarse la noche leyendo en el restaurante; Takahashi se va a ensayar con su grupo, pero promete regresar antes del alba. Mari sufre una segunda interrupción: Kaoru, la encargada de un «hotel por horas», solicita su ayuda. Mari habla chino y una prostituta de esa nacionalidad ha sido brutalmente agredida por un cliente. Dan las doce. En la habitación donde Eri sigue sumida en una dulce inconsciencia, el televisor cobra vida y poco a poco empieza a distinguirse en la pantalla una imagen turbadora: una amplia sala amueblada con una única silla en la que está sentado un hombre vestido de negro. Lo más inquietante es que el televisor no está  enchufado... 

 SOBRE EL AUTOR

Haruki Murakami (村上 春樹) (Kioto, 12 de enero de 1949) es un escritor y traductor japonés autor de novelas y relatos. Sus obras han generado críticas positivas y numerosos premios, incluyendo los premios Franz Kafka, Jerusalem y el Internacional Cataluña, entre otros.
La ficción de Murakami, a menudo criticada por la literatura tradicional japonesa, es surrealista y se enfoca en conceptos como la alienación y la soledad. Es considerado una figura importante en la literatura posmoderna. The Guardian ha situado a Murakami "entre los mayores novelistas de la actualidad". Fue considerado favorito al Premio Nobel de literatura en 2013, pero al final no obtuvo este reconocimiento. Aunque nació en Kioto, vivió la mayor parte de su juventud en Kōbe. Su padre era hijo de un sacerdote budista y su madre, de un comerciante de Osaka. Ambos enseñaban literatura japonesa.
Estudió literatura y teatro griegos en la Universidad de Waseda (Soudai), en donde conoció a su esposa, Yoko. Su primer trabajo fue en una tienda de discos (tal como uno de sus personajes principales, Toru Watanabe de "Tokio blues"). Antes de terminar sus estudios, Murakami abrió el bar de jazz Peter Cat (El Gato Pedro) en Kokubunji, Tokio, que regentó junto con su esposa desde 1974 hasta 1981. La ficción de Murakami, que a menudo es tachada en Japón de literatura pop, es humorística y surreal, y al mismo tiempo refleja la soledad y el ansia de amor en un modo que conmueve a lectores tanto orientales como occidentales.

"Perfil de una gran ciudad.
Captamos esta imagen desde las alturas, a través de los ojos de un ave nocturna que vuela muy alto."

Este libro lo saqué de la biblioteca y lo devoré velozmente, era uno de los tantos libros de Murakami que me atraían pero que no había tenido la oportunidad de leerlo. En la biblioteca a la que fui tenía varios de sus libros, entre ellos estaban "Tokio blues" y "Underground", ambos libros tengo planeado leérmelos, estoy segura de que los disfrutaré tanto o más que este. El título es debido a la canción jazz "Five spot after dark", haciendo referencia al gusto que comparten los personajes Mari y Takahashi hacia ella. Adoro el estilo de narración de Murakami, posee uno muy peculiar en el que generalmente nos hace enfocar cierto escenario de una forma específica como, por ejemplo, si estuviésemos viendo la situación que él describe a través de una cámara o un ave, además de escribir muy fluidamente y contando los sucesos directamente, sin enrollarse, pero al mismo tiempo haciendo uso de buenas metáforas y explicándose perfectamente, siendo así muy ágil y fácil de seguir. Murakami también decide siempre poner algún toque sobrenatural en sus novelas, aunque sin quitar la esencia realista que posee en todo momento, ya sea por el ambiente en el que nos sitúa o por los personajes tan bien desarrollados y humanos, logrando introducirnos en una aventura apasionante repleta de misterios que anhelamos resolver desde el momento en el que los descubrimos. Cuenta con un inicio un tanto lento en el que el autor se dedica a presentarnos a los personajes y contarnos sobre sus vidas, creencias e ideas mediante un diálogo que se hace muy llevadero. Guarda un mensaje que cada persona lo entenderá a su manera, con un final inconcluso dejado a la imaginación del lector, permitiendo así participar al público en la historia pero, al mismo tiempo, dejando una sensación agridulce al desear saber qué es lo que realmente sucederá posteriormente, por no hablar de que deja bastantes interrogantes sin respuesta. Una parte de lo que yo he entendido fue que todos tenemos algo que hacer, ya sea bueno o malo, que nadie es prescindible o reemplazable pues, por culpa o gracias a determinada persona, pasa alguna cosa u otra, por lo que opino que trata de transmitir que todos somos relevantes y que nuestras acciones determinan más cosas de las que creemos. Un punto que me gustaría remarcar es el impresionante realismo que posee, el escritor sabe conducir magistralmente la historia, haciendo que personajes se encuentren o coincidan en algunos momentos, pero que ni siquiera se percaten, o casualidades como estar viendo el mismo canal televisivo o comprando un mismo producto. Esta novela se lee muy rápidamente, en parte por no contar con demasiadas páginas y, por otra, por la narración y la trama tan interesante que, aunque empiece de una forma mediocre y no muy destacable, cada vez se va volviendo más compleja, mostrándonos también las diversas facetas de los humanos y cómo, ocasionalmente, la gente no es lo que aparenta.

"Soy una persona insignificante, sin apenas fuerza ni capacidad. Me faltan conocimientos y tampoco soy muy inteligente. No soy guapa y no le importo mucho a nadie. No creo que se pueda decir que yo sí he afirmado mi personalidad. Lo único que hago es dar traspiés en un mundo muy pequeño."

Mari Asai es una joven japonesa muy normal, no es ni atractiva ni fea, ni inteligente ni tonta. Es sencillamente una persona más. Mari ha perdido el último tren, por lo que ha decidido quedarse toda la noche leyendo en Denny's, un bar-restaurante, pero entonces se reencuentra después de un tiempo con Takahashi, un músico que conoció en una cita junto a su hermana, Eri Asai, una modelo muy agradable y aparentemente perfecta. Después de que Takahashi se vaya llega Kaoru, la encargada de un "love hotel" que ha tenido un problema y busca a alguien que sepa hablar chino, Mari, al tener conocimientos de ese idioma, decide ayudarla. Mientras, en la habitación de Eri, la televisión se enciende, una acción no muy extraña... pero la televisión está desenchufada.

En una noche suceden numerosos hechos que nos mantendrán pegados a las páginas, a pesar de ser muchas las cosas que pasan, no es irrealista al contar con un buen ritmo y añadir una cantidad de misterios y problemas que no sobrecargan al lector. En el libro también hay un poco de romance, es muy escaso y me resultó un poco forzado, si la novela hubiera contado con un mayor número de páginas quizá le hubiese encontrado más sentido. Mari Asai es una chica a la que le gusta la lectura y fumar pero, en cambio, no come atún y determinados alimentos al no gustarle su contenido o forma de producción, he encontrado muy interesantes algunas conversaciones que mantenía con Takahashi sobre eso y comprobar los puntos de vista tan diferentes que tenían. Es una chica que me ha caído bien, es muy natural, callada y ayuda en cuanto se le presenta la oportunidad, pero que tiene sus propios problemas e inseguridades. Eri Asai es un personaje algo cliché, la típica chica perfecta a la que todo el mundo envidia y admira, a la que los chicos siempre prestan atención. No es un personaje especialmente interesante, pero tiene mucha relevancia a lo largo del libro. Takahashi es un músico amante del jazz de aspecto descuidado, es un buen tipo y le encanta conversar con las personas. Creo que es tremendamente realista y ajustado a la actualidad, un gran número de personas son las que resultan ser muy charlatanas y sociables, por lo que me ha sido muy sencillo ubicarlo e imaginármelo, no me extrañaría en lo absoluto si existiese. Hay infinidad de personajes, desde personas que aparecen una única vez pero, igualmente, se puede sentir con suma facilidad esa sensación de que deberían existir en la vida real, hasta personajes cuya aparición es constante a lo largo del libro. No quiero mencionarlos todos y describirlos pues le quitaría la magia, además, al estar contado todo en tercera persona y narrar los distintos hechos que pasan en diversos lugares provoca que se les dé protagonismo a todos los personajes. Es una historia muy diferente, con los típicos toques de este autor que ya conocerán los que lo hayan probado y, los que no, les animo enormemente a hacerlo, no os arrepentiréis

PUNTUACIÓN


En resumen: una trama peculiar y con personajes que cuentan con un elevado realismo. A pesar de tener toques sobrenaturales nunca deja la esencia del realismo. Posee un mensaje que muchos interpretarán de diversas formas y un final inconcluso que deja con ansias de respuestas.

 ¿Y a vosotros qué os ha parecido? Si no lo habéis leído... ¿os gustaría?

Recomendación de autores: Haruki Murakami

martes, 22 de septiembre de 2015

Sí, es exactamente lo que estáis viendo. No, no son alucinaciones. Finalmente he vuelto al blog y, esta vez, no como en verano, donde presentaba un ritmo irregular y subía entradas cuando me apetecía y tenía una vagancia extrema ocasionada por el calor y el fin de los exámenes, queriendo únicamente centrarme en otro tipo de cosas que fueran más ligeras como, por ejemplo, el anime y el manga. A partir de este mes hasta diciembre (donde me tomaré unas breves vacaciones y subiré únicamente reseñas programadas) estaré aquí más frecuentemente y publicaré entrada dos veces a la semana, la cantidad justa para no agobiarme con los otros blogs que tengo y las clases, sobre todo porque ahora tendré que estudiar aún más duro. 
Sin más dilación, comenzaré a hablaros de este fantástico autor que tanto me ha cautivado y maravillado.


Haruki Murakami (村上 春樹) (Kioto, 12 de enero de 1949) es un escritor y traductor japonés autor de novelas y relatos. Sus obras han generado críticas positivas y numerosos premios, incluyendo los premios Franz Kafka, Jerusalem y el Internacional Cataluña, entre otros.
La ficción de Murakami, a menudo criticada por la literatura tradicional japonesa, es surrealista y se enfoca en conceptos como la alienación y la soledad. Es considerado una figura importante en la literatura posmoderna. The Guardian ha situado a Murakami "entre los mayores novelistas de la actualidad". Fue considerado favorito al Premio Nobel de literatura en 2013, pero al final no obtuvo este reconocimiento. Aunque nació en Kioto, vivió la mayor parte de su juventud en Kōbe. Su padre era hijo de un sacerdote budista y su madre, de un comerciante de Osaka. Ambos enseñaban literatura japonesa.
Estudió literatura y teatro griegos en la Universidad de Waseda (Soudai), en donde conoció a su esposa, Yoko. Su primer trabajo fue en una tienda de discos (tal como uno de sus personajes principales, Toru Watanabe de "Tokio blues"). Antes de terminar sus estudios, Murakami abrió el bar de jazz Peter Cat (El Gato Pedro) en Kokubunji, Tokio, que regentó junto con su esposa desde 1974 hasta 1981. La ficción de Murakami, que a menudo es tachada en Japón de literatura pop, es humorística y surreal, y al mismo tiempo refleja la soledad y el ansia de amor en un modo que conmueve a lectores tanto orientales como occidentales.

Otro dato curioso suyo es que tiende a poner títulos de canciones a sus novelas, quizá porque dichas canciones inspiraron a la creación de esas obras. Os lo recomiendo especialmente porque Murakami es uno de esos autores que te hacen reflexionar sobre diversos temas, por no hablar del realismo que presentan sus novelas y de los cautivadores toques sobrenaturales. Por el momento solamente me he leído "After dark", un libro del que haré proximamente reseña, no os diré nada a cerca de lo que me ha parecido pero, como os estoy recomendando este autor, se puede suponer fácilmente que me ha gustado bastante. De sus otras creaciones quiero leerme "Hombres sin mujeres" (ya comprado y en mi estantería esperando a ser leído, posiblemente caerá muy pronto). "Tokio blues", "1Q84", "Kafka en la orilla" y "Underground". Otro que me llama pero no estoy segura de leerlo es "Al sur de la frontera, al oeste del sol" porque su título lo encuentro precioso, podéis decirme qué os ha parecido éste libro y si me lo recomendáis, también de los demás que tengo planeados leer, me gustaría mucho saber vuestra opinión.